Una paradoja que une estética y espiritualidad 🔮


Fenómenos Fenomenales, una paradoja que une estética y espiritualidad

 

Cuando Diego Norambuena decidió lanzar la marca Canino, el proceso de cambio vivido en el mundo ya estaba presente. Junto con la comodidad en el vestir, el cuestionamiento interno, la espiritualidad y la energía propia de todos se reinventaron como conceptos primordiales. Así, Diego propone regresar a los orígenes para moldear nuestro futuro con Fenómenos Fenomenales, la colección P/V 2020-21 que sigue la línea sportswear pero con una intención que va más allá de la piel.

 

Reconocer la intensidad de los fenómenos climáticos aparece como la inspiración de esta colección, que incluye camisas y trajes de baño, poleras y accesorios que como siempre acompañan a Canino. Sin embargo, este reconocimiento va de la mano también de la admiración que sentían nuestros antepasados por ellos y la conexión con lo energético como parte de nuestra rutina. No solamente necesitamos vestirnos, sino también tener conciencia de los hitos que nos entrega la naturaleza y admirarnos. Apreciar los momentos donde nuestros sentidos se entregan por completo y aprovechar los pequeños rituales de limpieza como parte de la rutina, también forma parte de Fenómenos Fenomenales.

 

Para ello incorporamos talismanes, inciensos, velas y otros detalles que nos ayudarán a seguir esta pequeña ceremonia diaria a través de su uso y que nos permitirán alcanzar cada vez más esta conexión. Pero además proponemos tener a uno de estos grandes momentos de la naturaleza como objetivo: la Aurora Boreal, el fenómeno que une sonidos, partículas, energía, colores y más como parte de las maravillas naturales que aún podemos apreciar. Y para ello, algo tan simple como una alcancía, un símbolo útil que estará presente en este sendero que invitamos a emprender, se manifiesta como nuestro pequeño fenómeno personal. Cada camino comienza con pequeños pasos y Fenómenos Fenomenales es el pleonasmo estético que propone seguirlos.

 

#FF #FenómenosFenomenales #IAMCANINO
 
Por Andrea Martinez, dirigido por
Diego Norambuena